Mandalas: Qué son y beneficios

¿Alguna vez has oído hablar de los mandalas? Seguro que si no lo conoces, te suena al menos el vocablo. Los mandalas son representaciones gráficas que se utilizan para mejorar nuestro bienestar, ya sea creándolos o visualizándolos.

Puedes ver algunos ejemplos de mandalas en dibumandala.com pero a continuación te explicamos la procedencia y los usos más comunes de estas representaciones artísticas.

Este vocablo proviene del sanscrito y su significado se relaciona con “círculo sagrado”. El nombre antiguo, como casi siempre, se relaciona directamente con el significado actual.

Qué es un mandala

En este caso hablamos de representaciones que suelen tener esta forma circular y que durante cientos de años se han utilizado como parte de oraciones, ofrendas o también como una simbología mística.

Los mandalas son propios de la cultura oriental y se relacionan con culturas tan tradicionales como el budismo, hinduismo, etc. No obstante, se relacionan también en la actualidad con la energía de la propia existencia, siendo representaciones artísticas donde cada forma o color se vincula a un estado o emoción.

Bienestar y relajación frente al estrés diario

Los mandalas cuentan con diferentes formas que, según los colores, pueden simbolizar una cosa u otra. No obstante, muchos utilizan los mandalas como una forma de evadirse con el único fin de relajarse frente al estrés diario.

Por ello, los mandalas se han convertido en parte de una terapia ya que son muy útiles si queremos liberar estrés coloreándolos o dibujándolos.

Esta forma de relajación nos ayuda a evadirnos porque necesitamos cierta concentración para hacer esta manualidad, aunque no demasiada como para consumirnos mucha energía.

Cuando sufrimos ansiedad o estrés, tenemos que alejarnos del foco principal (trabajo, pareja, problemas) y dedicarnos a realizar actividades que nos satisfagan y que no supongan un estrés continuado.

Estas manualidades ayudan a mantener el foco en otra cosa que no sea el trabajo, por lo que son de mucha ayuda.

Cómo conseguir mandalas

Los mandalas cuentan con muchas formas y tamaños y, si nuestra intención es probar a colorear alguno, podemos descargarlos de webs especializadas.

Una de las mayores ventajas que nos ofrecen los mandalas es que existen de numerosos tipos y formas, así como grados de dificultad. Es algo así como los sudokus, según vayamos adquiriendo más destreza podemos atrevernos con mandalas más complicados y que lleven más tiempo y concentración.

Si estás empezando te aconsejamos tener calma y comenzar por un mandala fácil o infantil, para ir adquiriendo más habilidad a la hora de colorear.

No obstante, también puedes intentar dibujar tu propio mandala si tienes una capacidad creativa alta aunque esta tarea es bastante más compleja que la anterior.

In this article