Cómo combatir el problema de la ansiedad

Casi 2 millones de españoles padecen esta enfermedad silenciosa que aún cuenta con la estigmatización de la sociedad global.

¿Conoces a alguna persona que actualmente padezca de ansiedad o depresión? Si lanzamos esta pregunta al aire, probablemente la mayoría de respuestas sean afirmativas. Y es que el síndrome de la ansiedad se ha asentado en nuestros días con la contundencia de quien no quiere marcharse. Los datos son aterradores: esta dolencia afecta a casi 2 millones de ciudadanos españoles, el 4,1% de la población, según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS). A nivel mundial, los datos no mejoran: un 3,6% de personas padecen ansiedad, lo que se traduce en la friolera de 264 millones de personas.

La ansiedad es la anticipación automática de un daño o peligro futuro. En otras palabras, es una señal de alerta que advierte sobre un peligro inminente que permite que la persona pueda desarrollar estrategias para enfrentarse a una amenaza. El problema es que esta amenaza, en muchas ocasiones, existe solo en nuestra cabeza, lo que no lo hace menos real para quien lo vive. Los problemas de ansiedad en adultos generan un malestar genérico que debilita su autoestima y la seguridad en sí mismos. Pueden aparecer síntomas como el asma, la obesidad o dolores musculares que causan un círculo vicioso para la persona, que se ve envuelta en un bucle del que lo sabe salir. De este modo y frecuentemente, la ansiedad puede desarrollar en la aparición de una depresión.

Según la OMS, la ansiedad y la depresión serán las principales causas de baja laboral en el año 2020

En estos casos, es imprescindible contar con la ayuda de un especialista que pueda ofrecer herramientas y técnicas a los pacientes para salir de esta angustiosa situación. Son muchos y muy variados los beneficios terapia con psicólogo. Principalmente, romper el tabú sobre este tipo de enfermedad, que aún está socialmente estigmatizada. La gran mayoría de personas han crecido bajo la impresión que hay ciertos temas que no deben ser tratados, y esto es un error. Enfrentarse a los temores, afrontar las emociones y vencer los miedos es obligatorio para poder combatir problemas psicológicos como la ansiedad o la depresión.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) prevé que en el año 2020 la ansiedad y la depresión serán las principales causas de baja en el ámbito laboral. Es importante gestionar las propias emociones para que esto no ocurra.

In this article