Discapacidad y violencia de género

El maltrato de género es uno de los principales problemas a los que se enfrenta la sociedad moderna, al menos en España. El número de víctimas por violencia de género no desciende y las medidas de los dirigentes son poco efectivas por el momento.

Cualquier se da cuenta de que España tiene un problema serio con las víctimas de violencia machista, pero si se junta violencia de género y discapacidad el tema se vuelve aún más oscuro. Y si no juzguen ustedes mismos los datos de la Macroencuesta de violencia machista.

CERMI ha presentado un estudio sobre los resultados de la encuesta realizada por el Gobierno en el mes de Abril de 2015 sobre violencia machista. En él explica que una de cada tres mujeres con discapacidad sufre o ha sufrido violencia física, sexual o psicológica por su pareja (o expareja). Este 31% que nos resume el estudio contrasta con las cifras (no menos escandalosas) que muestran las mujeres sin discapacidad, con un 12,5%.

9.275 mujeres mayores de 16 años residentes en España completan toda la encuesta de este laborioso estudio, de las que se extrae que de las 447 mujeres con discapacidad, 137 aseguró haber sufrido en el pasado o sufrir en la actualidad algún maltrato físico, psicológico o sexual por sus parejas o exparejas.

La vicepresidenta de CERMI, Ana Peláez, ha solicitado un estudio más específico sobre violencia de género y discapacidad para profundizar sobre este tema y responder adecuadamente a las necesidades que presenta este pequeño colectivo en España.

A pesar de que la encuesta está elaborada por el Gobierno, este mismo no se ha librado de las críticas por parte de CERMI, que asegura que en la encuesta no se preguntó de forma correcta. En la encuesta se preguntaba a las mujeres por actos concretos de violencia estipulada (física,sexual, psicológica emocional, económica y control), cuando desde CERMI aseguran que la forma correcta de lanzar la pregunta es mediante una cuestión directa sobre si sentían maltratadas.

La violencia en personas discapacitadas es el doble en todos los ámbitos si comparamos los datos con las mujeres que no sufren ningún tipo de discapacidad.

Petición de más protección en el Congreso

La reciente aprobación de la proposición de no ley propuesta por la Comisión de Políticas para a Discapacidad del Congreso insta al Gobierno central a aumentar el grado de protección de las mujeres discapacitadas que son víctimas de la violencia machista.

La iniciativa de este proposición ha sido defendida por el Partido Popular y ha sido aprobada con 26 votos a favor y 0 votos en contra.

La solicitud también se basa en identificar claramente los indicadores que debe reflejar la Macroencueasta de Violencia Machista para obtención de datos más fehacientes con el objetivo de mejorar las políticas hacia este colectivo, garantizando la protección de los datos entregados por las encuestada.

Una de las medidas más solicitadas es la incorporación de más miembros policiales y de más expertos formados en este tipo de situaciones. La formación en este tipo de temas se vincula directamente con los master trabajo social y con experiencia previa para poder llevar a cabo todas las acciones pertinentes para la protección de cualquier colectivo con problemas, en este caso las mujeres con discapacidad.

Discapacidad y violencia de género
Rate this post
In this article