Cómo superar el miedo al dentista

El miedo al dentista es un sentimiento bastante extendido dentro de la sociedad moderna. Muchas personas evitan por todos los medios su visita anual recomendada para la revisión de su salud dental, aunque más miedo supone los problemas dentales ocasionados por no acudir al dentista…

El sentimiento de ansiedad, la culpa por no acudir antes e incluso la vergüenza suelen provocar esta pequeña fobia dental. Sin embargo, lo que más cuesta es sobreponerse al supuesto miedo al dolor que provoca esta visita.

El miedo al dentista suele estar provocado por la sensación de dolor que en teoría vamos a experimentar. Es como cuando nuestra mascota debe acudir al veterinario. Sabe que le van a molestar y en muchos casos, sentirá dolor. Esto ocasiona que evite por todos los medios acudir al veterinario.

Pero nosotros somos perfectamente capaces de superar el miedo al dentista, por ello vamos a enumerar varios consejos para vencerlo.

Antes de acudir a la clínica dental

Dentista conocido = seguridad

Buscar un dentista conocido o de confianza nos aportará seguridad a la hora de enfrentarnos a la cita con el mismo. Si no conoces a nadie, puedes buscar un dentista especialista en tu caso para estar más tranquilo. El odontólogo Pablo Gónzalez nos indica que un buen especialista es clave para mantener la seguridad con el paciente y mejorar nuestra confianza durante la visita al dentista.

Analizar el miedo al dentista

Esto es importante porque nos permite detectar qué sentimos y porqué tenemos miedo al dentista. Si pensamos un poco acerca de este miedo, probablemente nuestro nivel de ansiedad descenderá e iremos más tranquilos al centro dental.

Acudir acompañado al centro dental

Si acudimos al dentista con un amigo o con un familiar cercano obtendremos un apoyo extra para evitar la ansiedad previa a la cita. Si tu miedo al dentista es muy grave, pide a alguien que te acompañe, ya verás como el trámite se hace más corto. En el caso de que no puedas ir acompañado, puedes leer el artículo de cómo combatir el estrés y mejorar tu nivel de estrés antes de la cita.

Mentalización antes de la consulta

Mentalizarse para evitar sentimientos de ansiedad y desconfianza. Cuando ya tenemos la visita programada es interesante olvidarse del tema y no tomárselo demasiado en serio. La visita al dentista es algo común en nuestra vida.

Solicitar cita lo antes posible

Solicitar cita cuanto antes. Cuanto antes pidamos cita, antes nos mentalizaremos de la futura visita y menos ansiedad experimentaremos.

Solicitar información sobre nuestros tratamientos dentales

El ser humano se sugestiona e imagina situaciones críticas cuando las circunstancias son habituales. Es decir, tendemos a ponernos en lo peor para no sorprendernos, pero muchas veces está preocupación nos crea miedos innecesarios. El miedo al dentista muchas veces es exagerado, ya que en bastantes ocasiones la revisión no supone más que un pequeño trámite. Por ello, es una gran idea pedir información a nuestro dentista sobre nuestro caso, para que nos explique cuál es el procedimiento y evitar preocupaciones excesivas.

Durante nuestra visita al dentista

Hablar sobre el miedo a nuestro dentista

Informar a nuestro dentista acerca del miedo que tenemos a esa situación puede ayudarnos a desahogarnos. Además, nuestro dentista conoce multitud de casos de este tipo, por lo que seguro que decide echarnos una mano a través de unas palabras amables y tranquilizadoras.

Leer ayuda a calmar los nervios

Durante la espera debemos pensar en otras cosas o leer un rato, ya que esto calma la ansiedad y hace descender nuestro estado de estrés.

No llegar demasiado pronto

La espera es complicada de gestionar incluso con una buena revista en nuestras manos. Los miedos afloran y los temores se multiplican durante la espera, ya que la soledad y la situación potencian el miedo al dentista. Por ello, es importante no llegar demasiado pronto a nuestra cita, ya que normalmente los dentistas suelen tener varios casos y alargar el tiempo de espera. Debemos evitar prolongar demasiado nuestro tiempo en consulta si tenemos pánico al dentista.

Solicitar más información a la salida

Como hemos comentado más arriba, pedir información extra sobre nuestro caso y los tratamientos indicados podrá acercarnos más a la información real de la visita (o futuras visitas) y alejarnos del miedo ante estas situaciones.

In this article

Join the Conversation