afrontar cambios en la empresa

Cambios en la empresa, ¿cómo afrontarlos?

La empresa para la que trabajas ha sido absorbida por una multinacional y los rumores en la oficina se disparan. ¿Reducirán la plantilla? ¿Cambiarán al equipo directivo? ¿Implementarán un sistema de trabajo diferente? Los cambios en la empresa pueden ser una oportunidad o una preocupación.

Estos cambios corporativos suelen generar incertidumbre a los empleados. La incertidumbre suelen acarrear cuadros de ansiedad o estrés según qué personas y según el tiempo en el que se prolongue dicha incertidumbre.

Mantener lograr la calma en este tipo de situaciones y lograr que la incertidumbre no afecte al rendimiento laboral requiere, ante todo, una elevada autoestima que permita confiar en la valía del propio individuo.

Sin embargo, si estas situaciones laborales se prolongan en el tiempo, pueden acabar dañando tu motivación. Estas son cinco formas de prepararte para este tipo de situaciones.

Analiza la situación lo más objetivamente posible

Dedica unos minutos a ver cómo afrontar la situación y tu grado de influencia en ella. Debemos tener en cuenta los aspectos fundamentales del departamento al que pertenecemos y los problemas que influyen en la marcha del mismo.

Ten en cuenta que el trabajo sólo es un área de vida

Que las cosas no funcionen bien no quiere decir que tú no valgas para ese puesto o ese área. Hay muchísimos factores que influyen en el funcionamiento laboral de un departamento o un puesto determinado de trabajo. Analiza.

No midas tu autoestima sólo en relación a tu situación laborales

Trata de desarrollar tus habilidades y capacidades en varios ámbitos de tu vida, no sólo te bases en el entorno laboral.

Intenta ver una oportunidad de crecimiento en cada reto

Las situaciones difíciles agudizan el ingenio y nos permiten ver la vida desde otro prisma. Evalúa la situación, acepta el reto y demuestra lo que vales.

Recuerda momentos en los que te hayas sentido valorado

El recuerdo de situaciones satisfactorias dentro del entorno laboral hace que rememoremos momentos de autoestima altos y consideremos nuestras capacidades aún en situaciones adversas.

Cambios en la empresa, ¿cómo afrontarlos?
Rate this post
In this article