3 palabras a evitar en una entrevista de trabajo

Sin duda, las habilidades comunicativas son una de las cosas más importantes que evalúan los técnicos de recursos humanos en una entrevista de trabajo. El candidato debe conocer bien su discurso, ir relajado e intentar explicarse de la mejor manera para no cometer errores. Hay que tener en cuenta que la empresa puede estar en pleno proceso de cambios corporativos y mostrar cómo de útil puedes llegar a ser para ellos.

Existen ciertas palabras o términos que es conveniente evitar o no repetir para que la entrevista adquiera un prisma natural y relajado.

A continuación os dejamos algunos términos o conceptos que son mejor evitar en nuestro discurso durante un proceso de selección de personal.

Proactividad

Un término sin duda muy de moda, que la mayoría de la gente tiene automatizado para las entrevistas de trabajo. El trabajo proactivo es aquel que apuesta continuamente por iniciativas dentro de la empresa a través de ideas y tareas. Sin duda no es un término natural para una conversación, por lo que recomendamos evitarlo para no transmitir la sensación de tener un discurso automático.

La naturalidad es una de las claves para superar un proceso de selección

Defectos

Los defectos son un clásico de las entrevistas de trabajo. Muchos técnicos de personal optan por preguntar al candidato cuáles considera que son sus defectos más evidentes. Obviamente, tenemos mucho que perder con esta pregunta.

Debemos intentar evitar contestar con lo típico de: me exijo demasiado en el trabajo. No cuela.

Los entrevistadores no son tontos, esto lo han escuchado millones de veces y lo único que demuestra es que ya teníamos esta pregunta preparada y además que no somos creativos ni naturales.

Para contestar a la pregunta de los defectos en una entrevista de trabajo, debemos valorar el perfil que busca el reclutador y nuestra personalidad. Si los reclutadores buscan a alguien que lidere equipos en un futuro y no te sientes cómodo dirigiendo a otras personas, lo normal es que busques otro trabajo.

Sin embargo, si realmente creemos que la larga podemos gestionar equipos de trabajo, es una buena opción esconder esta falta de hábito en la dirección y optar por mencionar otro tipo de defecto menos sonoro.

En líneas generales, nuestros defectos deben ocupar poca parte de nuestra entrevista ya que cuanto más nos explayemos en este apartado, más tenemos que perder y más posibilidades tenemos de que nos invada la ansiedad.

La zona de confort

Otro de los términos de moda muy relacionados con la psicología y las entrevistas de trabajo. Cada día lo escuchamos más y no trasmite la sensación de naturalidad en un proceso de selección. Aún con esto, está bien que te relaciones con el término por si el entrevistador te pregunta acerca de tu tiempo libre y tus aficiones.

In this article

Join the Conversation