Melatonina: ¿medicamento saludable para niños?

Durante la etapa de crecimiento, mantener un buen horario de sueño es muy recomendable, no solo para que los niños tengan buena energía al día siguiente, sino que también es muy necesario para mantener la salud neurológica y física de los más pequeños, ya que a través del sueño son capaces de analizar todas las actividades que aprendieron durante el día, algo que también mejora su rendimiento escolar y su memoria.

La melatonina es una hormona que puede ayudar a recurrir al sueño. Sin embargo, tiene muchas condiciones en el momento de ser utilizada en pacientes de corta edad. Es por eso que aquí se analizará si la melatonina es realmente saludable para los niños.

Cómo funciona la melatonina

Para comenzar, es necesario saber que la melatonina en realidad es una hormona que es producida naturalmente por el organismo. Sin embargo, esto solamente ocurre de noche, ya que su principal función es hacer que el flujo de la sangre sea mayor. Se trata de un proceso muy normal y suele establecerse a partir de los 6 meses de vida de un bebé.

En ocasiones la melatonina medicamento puede ayudar a estimular la fase de sueño, obligando así a los niños a dormir. Pero, esto es solamente recomendable cuando el niño sufre de algún desorden del sueño, algo que tal vez limita la función de la melatonina natural, aunque en ocasiones también se deben prestar atención a otros factores, ya que está científicamente comprobado que el exceso de melatonina en algunos niños pueden presentar efectos secundarios negativos.

Las razones más comunes de por qué un niño debería tomar melatonina para inducir la fase de sueño son:

  • Es muy común que la melatonina sea diagnosticada para niños que sufren de trastorno de déficit de atención e hiperactividad. Este medicamento no los ayudará a regular los efectos de su trastorno, sino que los ayudará a minimizar los efectos secundarios que originan los medicamentos para combatir su condición. Algunos de estos pueden presentar dificultad para conciliar el sueño, es por esto que la melatonina ayudará.
  • También es recomendada para niños que sufren del trastorno del espectro autista. Existen muchas dificultades que pueden presentarse en los niños que se ven afectados por este trastorno, sin embargo, hay una que es más ardua de controlar: la falta de sueño. Para esto la melatonina suele ser un medicamento muy efectivo.
  • Asimismo, existen algunos casos poco comunes de la falta de sueño que pueden estar ligados a trastornos como sonambulismo o insomnio, que bien pueden ser provocadas por otras enfermedades o trastornos. Es ahí cuando es necesaria la melatonina.

Sin embargo, hay que recordar que la melatonina no es un medicamento para todos los niños. En ocasiones estos suelen presentar algunas noches de desvelo, pero esto es porque todavía su cuerpo no ha desarrollado completamente un horario de sueño estricto, especialmente en los bebés que se suelen despertar para comer o simplemente para demandar contacto físico con sus padres, pero no precisamente por eso es necesario medicarlos con melatonina.

Cómo se administra la melatonina en niños

Principalmente, el medicamento debe estar estrictamente indicado por un pediatra o un médico experto en trastornos de sueño. Este profesional es el encargado de indicar cuántas son las dosis e indicaciones que se deben seguir en el momento de administrar la melatonina en los niños.

No obstante, hay que tener cuidado con el uso en niños menores de 6 meses ya que no está recomendado por muchas instituciones especialistas en salud pediátrica, ya que éste afecta directamente sobre el ritmo de la vigilancia y el sueño, es decir, los momentos en los que debe estar despierto y los momentos en los que debe dormir.

Por otro lado, es importante saber que las dosis no pueden exceder los 3 mg. al día, especialmente cuando ha sido facultado para niños menores de 6 meses. Asimismo, la administración de este tratamiento no debe superar las 4 semanas. Sobre todo cuando el bebé todavía se encuentra en una etapa de lactancia.

No obstante, en niños que ya han cumplido el año o son un poco más grandes, si pueden tomar el medicamento durante más tiempo, aunque con muchas regulaciones y siguiendo las recomendaciones del doctor.

Asimismo, se recomienda seguir una rutina de sueño en el momento de administrar la melatonina, ya que por sí sola puede ayudar a iniciar el sueño, aunque aún existe la posibilidad de que los niños puedan despertar durante la noche, así que lo más recomendado es hacer una rutina en la que se establezca un horario fijo de sueño, es decir, fijar a qué hora de la noche debe acostarse, a qué hora debe levantarse y cuánto tiempo deben durar las siestas.

De esta forma, también es necesario garantizar un ambiente apropiado para que el niño duerma, como una habitación silenciosa, una temperatura apropiada y también limitar el uso de aparatos tecnológicos durante la noche. Ya que estos suelen influir mucho en el sistema neuronal. Al jugar a los videojuegos o ver televisión, sus neuronas se mantienen activas, cuando deberían estar en un estado de reposo para garantizar un ciclo de sueño más apropiado.

Rate this post
In this article