Mejor terapia antiestrés, ¡el pádel!

Muchos estudios científicos afirman que practicar ejercicio físico es la clave para reducir nuestros niveles de ansiedad y estrés. Desconectar de la rutina laboral es fundamental si queremos mejorar nuestro estado de salud y una de las mejores formas de hacerlo es haciendo ejercicio.

Sin embargo, hay muchos pacientes que sufren estrés que nos afirman que no logran desconectar yendo al gimnasio o saliendo a correr por su cuenta. Este fenómeno que ocurre sobre todo en hombres, puede provocar aún más ansiedad ya que no logramos salir de nuestros pensamientos recurrentes.

En pacientes con este tipo de problemas se recomienda que practiquen deportes competitivos y de equipo. Los deportes donde solo competimos contra nosotros mismos (running) pueden no ser la mejor alternativa para comenzar pero hay otros deportes como el tenis o el pádel que logran que los individuos se olviden de todo para centrarse en el juego.

En este artículo nos centraremos en los beneficios del pádel, uno de los deportes de moda. El pádel es un deporte que normalmente practican cuatro personas, aunque también existen pistas individuales donde podemos jugar 1 contra 1.

El auge del pádel se debe a que prácticamente cualquier persona puede comenzar a jugar de forma continua. Los niveles de padel están muy definidos y no necesitamos una gran forma física para comenzar a jugar al pádel.

Os recomendamos que si vais a empezar a jugar o ya sois jugadores ocasionales, os hagáis con una buena equipación. Podéis encontrar camisetas, pantalones, zapatillas o palas en zonadepadel.es una tienda online especializada en artículos para este deporte.

Pero ¿cómo ayuda el padel a reducir la ansiedad?

Pádel para reducir la ansiedad y el estrés

El pádel, como hemos comentado, es un deporte que podemos practicar sin necesitar estar demasiado en forma. En la actualidad, hay muchos centros deportivos que organizan partidos de pádel.

Este deporte ayuda a mejorar los niveles de estrés dado que te mantiene alerta en todo momento. Los puntos de pádel son rápidos y la rotación de saques y posiciones hace que tengamos que estar en movimiento de forma continua, lo que nos hace desconectar por completo de cualquier otra actividad o pensamiento.

Los partidos de pádel suelen durar una hora y media, tiempo de sobra para quemar las calorías que hemos cogido durante la semana, por lo que se recomienda jugar una vez por semana.

El pádel es un deporte que mejora nuestra autoestima, ya que poco a poco nos iremos sintiendo mejor al mejorar nuestros golpes y nuestro juego.

Muchos expertos afirman que las personas con un ritmo de vida activo tienen muchas menos probabilidades de sufrir depresión, un trastorno que puede derivar en problemas más complejos de salud.

Jugando al pádel mejoraremos nuestro estado de salud en pocas semanas y tendremos una buena razón para salir del bucle que suele marcar la rutina entre semana. ¿A qué esperas para comenzar?

In this article