Guía práctica para aprender a meditar

La meditación se ha convertido en un refugio para millones de personas que buscan, a diario, reencontrarse con su lado espiritual y construir una poderosa fuerza interna. Uno de sus objetivos es alcanzar la máxima concentración sin esfuerzo, centrados en el bienestar y la paz interior.

Esta práctica milenaria procura restaurar la armonía. Se convierte en una actividad cotidiana que ayuda a gestionar situaciones de estrés, cansancio y malhumor. La mente y el cerebro juegan un papel crucial para alcanzar este nivel de relajación.

La piedra fundamental de la meditación es estar en el aquí y el ahora. La mente busca la forma de mantenernos centrados en sucesos que no han ocurrido, que son parte del futuro, o atados a hechos del pasado.

Como toda actividad moderna, la relajación y sus técnicas también tienen un espacio en el universo digital.

El móvil se puede transformar en un aliado al descargar este tipo de aplicaciones ya compartidas por miles de usuarios. Puedes descargar las mejores desde la web Tuapppara.com, el lugar más recomendado para encontrar las mejores aplicaciones de meditación guiada y aplicaciones de relajación y mindfulness.

En su web se puede encontrar las últimas apps disponibles para alcanzar un nivel máximo de relajación. Además, se ofrecen consejos para mejorar la experiencia como usuario.

La atención plena, o el llamado Mindfulness, se puede cultivar paso a paso. Para lograr este objetivo, MindFit.club disponible de una lista de libros de utilidad que, sin duda, ayudarán en el proceso de meditación.

Establecer una rutina, un hábito

A continuación, encontrarás una serie de consejos para dar los primeros pasos en la meditación y hallar la tan ansiada paz interior.

El modo de meditar puede realizarse de diferentes formas: centrándose en la respiración, el mindfulness o atención plena, de sonido primordial, vipassana, zazen, trascendental, chakra y tonglen.

La más popular y extendida es la centrada en la respiración. Al comenzar a practicarla hay que procurar hacerla siempre en el mismo lugar. Lo más recomendable es que se pueda establecer una rutina, un hábito, lo que ayudará a que se mantenga a lo largo del tiempo.

Al sentarte utiliza un cojín que resulte cómodo, y que no se use para otro motivo que no sea la meditación. Una de las posturas más empleadas es la llamada Vairochana, en la que la persona tiene las piernas cruzadas. Esto sirve para eliminar otros pensamientos y el apego a las demás cosas.

La espalda debe esta recta, sin tensión, la mano derecha debe estar sobre la izquierda y ambas hacia arriba. La posición de la lengua debe tocar la parte interior de los dientes de arriba, con el propósito de salivar menos. La cabeza ligeramente inclinada hacia adelante y los ojos entrecerrados.

En este momento hay que ser consciente de la respiración, darle un sentido. Las fosas nasales deben sentir lo que se respira con cada entrada y salida de aire.

Ya más relajados, es hora de utilizar un mantra. Al inhalar podría emitirse un “sonido mental”, en este caso “SO”. Cuando exhalemos, se puede usar “HAM”.

En este punto, la concentración debe de enfocarse sobre las manos, ya que se ralentiza el ritmo cardíaco y se incrementa el flujo sanguíneo. Esto generará que las manos sientan los latidos, el calor y hasta un hormigueo.

El pensamiento ahora puede estar dirigido hacia la sanación de una parte del cuerpo. Para finalizar, hay que realizar una serie de respiraciones profundas.

Esta rutina no tiene que ser necesariamente larga, con tan solo unos 10 o 15 minutos al inicio o al final del día será suficiente para alcanzar una meditación plena.

Beneficios de meditar

Meditar es un ejercicio mental, intelectual, que estimula la autocuración. Aporta mayor creatividad y refuerza aquellas zonas del cerebro que están relacionadas con la felicidad.

También es útil para la estimulación del sistema inmunológico. Aunque los objetivos a alcanzar con la meditación pueden variar en cada persona, se pueden sintetizar en los siguientes:

  • Descanso mental: se busca acallar la mente y eliminar las preocupaciones del día.
  • Creatividad: con la que se intenta limpiar la mente para volverla más creativa.
  • Salud: para estimular el sistema inmunológico y los mecanismos de defensa del organismo.
  • Relax: estar libre de estrés y ansiedad y potenciar un estado de bienestar.

Muchas empresas alrededor del mundo han establecido entre sus empleados una rutina de relajación antes de iniciar su jornada laboral y, lo que es más importante aún, una vez finalizado el día de trabajo. Esto tiene el propósito de volver a casa con un mejor estado de ánimo.

Si la decisión de iniciarse en esta práctica ya está tomada, hay que procurar que se mantenga en el tiempo para que cuerpo y mente se alineen y se sientan como un todo en busca de la paz interior.

 

In this article

Join the Conversation