Cuando acudir a un psicólogo para tratar la depresión

Ante el gran índice de personas que sufren algún tipo de problema psicológico, las consultas clínicas de psicología se destacan como uno de los servicios de mayor importancia en la sociedad contemporánea. De esta manera, es posible conseguir un tratamiento para problemas como la depresión, ansiedad, fobia social o agorafobia.

En un mundo tan exigente como en el que vivimos, es muy común encontrar a personas que dejan a un lado sus emociones y estabilidad física y mental. Como cualquier otro problema de salud, la depresión requiere de una atención profesional y de calidad, como la que ofrece el equipo de psicólogos de Psyclinic en Barcelona, quienes cuentan con una amplia y destacada experiencia en tratamientos psicológicos.

¿Es tiempo de buscar ayuda profesional?

Los profesionales de la psicología ofrecen tratamientos, basados en la ciencia, sobre los procesos mentales de los seres humanos. Aunque pudiera ser muy obvio, a veces las personas postergan el tratamiento de problemas mentales y de conductas, por considerarlo un “mal menor”.

No obstante, a continuación presentamos algunos aspectos que se deben tener en cuenta al momento de solicitar asesoría y orientación profesional de un equipo de psicólogos en Barcelona.

Problemas en el trabajo o los estudios

Generalmente, las personas que atraviesan por algún trastorno mental, como la depresión o un trastorno de pánico les cuesta mucho poder concentrarse, recordar tareas e, incluso, puede faltarles la energía necesaria para afrontar un día normal de trabajo o de estudio.

De igual forma, la productividad puede verse afectada en el corto y mediano plazo. Por suerte, los profesionales de la psicología ofrecen estrategias para lograr un adecuado manejo de la depresión, que permita al paciente atender efectivamente cada una de las responsabilidades del día a día.

Cambios en los patrones de sueño y alimentación

Una señal común entre quienes padecen de depresión es el impacto que esta produce en el sueño y el apetito. De este modo, las personas diagnosticadas con depresión pueden sufrir de insomnio o, incluso, dormir durante largas jornadas.

Abuso de sustancia para aliviar los síntomas

Los seres humanos, de manera instintiva intentamos evitar el malestar o el dolor, lo cual nos puede llevar a experimentar con sustancias como las drogas, el alcohol o los cigarrillos para intentar aliviar los síntomas de la depresión o la ansiedad. Esto, obviamente no hace más que empeorar la situación de la persona.

La depresión tiene solución

Entre los trastornos mentales más comunes, la depresión ocupa un lugar importante dentro de las consultas de los psicólogos para la depresión en Barcelona. Asimismo, diversos estudios afirman que, al menos, el 10% de la población mundial ha padecido de depresión alguna vez en su vida.

La depresión constituye un cambio en la actividad habitual de quien la padece y entre los síntomas más destacados se encuentran:

  • Cansancio
  • Pérdida de apetito
  • Apatía en actividades que una vez se disfrutaron
  • Dormir en exceso o insomnio
  • Tristeza, culpa o sentimientos de desesperanza

Depresión mayor

Durante un episodio depresivo, las personas suelen perder el interés por casi todas las actividades que realizaba con placer, así como pierden la energía y hasta suelen presentar dificultades para pensar. Incluso, quien padece depresión puede pensar insistentemente en el suicidio. Quién adolece este tipo de depresión también puede sufrir de fatiga, pérdida del deseo sexual e incapacidad de atención o concentración.  

La depresión mayor es ocasionada por la combinación de factores ambientales (situación económica o social), psicológicos (baja autoestima u otros) o biológicos (variación en el desarrollo de las estructuras neuronales).

Sin embargo, en Barcelona podemos encontrar los mejores centros clínicos para tratar la depresión con la terapia psicológica adecuada para cada paciente.

Trastorno depresivo persistente

A diferencia de la depresión mayor que puede durar hasta dos semanas consecutivas, este trastorno logra persistir hasta dos años aproximadamente.

También conocido como la distimia, este trastorno depresivo afecta a, al menos, el 4% de la población europea. Entre sus causas, se encuentran factores ambientales como vivir experiencias traumáticas; los factores temperamentales y los factores genéticos como el historial clínico familiar.

En este tipo de depresión, la terapia psicológica puede ayudar a disminuir los síntomas al identificar los factores que la causan. Los profesionales de la psicología trabajan una estrategia que reemplace los pensamientos negativos por otros más positivos y saludables. 

In this article