Como ser positivo

Cómo ser positivo – Aprende a ser más positivo en la vida

Seguro que habrás escuchado que, hay personas positivas y personas negativas. Ser positivo es una actitud que nos permite clasificar las emociones y pensamientos de una forma más agradable, no obstante, no todas las personas nacen siendo positivas.

A decir verdad, incluso una persona positiva puede perder sus ganas en determinados momentos de la vida debido a desencuentros emocionales, pérdidas, etc. Sin embargo, si somos capaces de entrenar nuestra actitud y valorar las ventajas de ser una persona positiva, jamás dejaremos de serlo.

Es por eso que hoy propongo hacer una reflexión, con el único objetivo de proporcionar algunas claves para enseñaros a ser más positivos.

Ser positivo es una actitud, no una obligación. Forzar a ser positivo es complicado al principio, pero siendo positivo las ideas, pensamientos y relaciones mejoran de forma radical.

El hábito de ser y pensar en positivo nos proporciona numerosas ventajas en nuestro día a día, mejorando nuestro estado emocional de forma muy evidente.

Cómo ser más positivo

Ten una mentalidad abierta

Tener una mentalidad abierta y positiva es clave para atraer nuevas ideas y pensamientos positivos. En un grupo de amigos, siempre hay personas más o menos positivas y personas que tienen una mentalidad más abierta que otras.

Si te fijas, aquellas personas con mentalidad abierta están siempre predispuestas a vivir nuevas emociones y experiencias y por ello, podemos decir que son personas más positivas que el resto.

El positivismo hace que la vida se viva de otra manera, con otras interpretaciones de las diferentes situaciones y experiencias que nos rodean. La apertura de mente nos ayuda en nuestro idea de cómo ser positivo y nos permite rodearnos de personas que han vivido más aventuras que el resto de personas.

Aplica tu inteligencia emocional

La inteligencia emocional es considerada como “la importancia de la expresión emocional para la supervivencia y la adaptación “. Con esto se demuestra que el ser humano, en la mayoría de las situaciones, reacciona por instinto sin pensar en las consecuencias impulsivas de sus actos.

Por ello, mi segundo consejo es mantén siempre tu inteligencia emocional a flote sin importar las circunstancias, no reacciones impulsivamente a los actos, analiza rápidamente y permanece siempre ecuánime hacía lo positivo. Lograrlo es cuestión de práctica.

Realiza meditación para mantener tus emociones en equilibrio

La meditación es un ejercicio mental que se basa en ejercicios y técnicas diseñadas para promover un bienestar emocional basado en la relajación y la autoestima.

Si somos capaces de dirigir nuestros pensamientos gracias a la meditación, será más fácil controlar nuestra actitud positiva y mejorar nuestra relación con nosotros mismos. Destinar 15 o 20 minutos diarios a meditar nos permitirá adquirir mucha práctica y aprender a equilibrar nuestros pensamientos, teniendo una apertura emocional mucho más enfocada al positivismo.

Ayuda siempre que puedas

Dentro de nuestro entorno, siempre habrá la oportunidad de ayudar, sin pensar obtener un beneficio por lo realizado. Si reflexionamos un poco, nos daremos cuenta de que todos los días existe una oportunidad de ayudar a alguien.

Por ejemplo, a un vecino que no tiene coche, a una persona de edad avanzada por cruzar la avenida, al compañero de clase que requiere de alguien que lo escuche, dentro de nuestro trabajo brindando un servicio cordial y amable a los usuarios, etc.

Por eso, mi cuarto consejo es que tengamos la predisposición de ayudar siempre que puedas, con esto, mantendremos nuestro espíritu interior con buena salud emocional, logrando emanar una energía positiva a nuestro alrededor.

Aprende a perdonar

En la lengua española existe un verbo denominado perdonar, sin embargo, en nuestra vida cotidiana, no siempre sabemos conjugarlo. Perdonar significa “la acción de que una persona disculpe a otra de una ofensa, renunciando completamente a la venganza “.

En otras palabras, sería la acción de disculpar o disculparse por alguna falta cometida. Por lo tanto, mi quinto consejo, va dirigido a lograr perdonar si te hicieron daño o te ofendieron,o de pedir disculpas si fuiste quién ofendió. Esto logrará en tu cuerpo, una sensación de alivio y descanso de tus ideas y un resultado de carga positiva en tu ser.

Dejar de castigarte y ser más positivo

La mejor manera de dejar de castigarse y ser más positivo es hacer cosas que nos gusten con personas que nos apoyen. Mantener la mente ocupada cuando tenemos problemas emocionales es una de las mejores opciones para aprender a ser más positivo y mejorar nuestra actitud.

No te olvides de que ser positivo es una actitud que puede ser modificada con pequeños detalles ¡Hasta la próxima!

In this article