Cómo afrontar mentalmente el cáncer

El cáncer es una de las enfermedades más duras de tratar y curar. No solo tenemos que tener un tratamiento para eliminarlo, cuando se pueda. Si no que también el cáncer requiere de una atención psicológica para el paciente con el fin de evitar problemas de ánimo que puedan afectar al paciente.

La clínica especializada en el tratamiento del cáncer MD Anderson explica que el tratamiento del cáncer va mucho más allá de las técnicas como la radioterapia o la quimioterapia. El diagnóstico de un cáncer suele afectar a la salud mental del paciente por la gravedad del hecho y esto puede derivar en trastornos depresivos, ansiedad, falta de sueño, fatiga, sensación de malestar, etc.

En este artículo vamos a mostraros algunos consejos para afrontar el diagnóstico del cáncer, sea cual sea la previsión de este.

Asumir los sentimientos negativos

Los mensajes positivos son una excelente forma de mejorar la motivación ante este problema. Sin embargo, los sentimientos negativos son totalmente lógicos por lo que el paciente debe asumir que, por mucho que lo intente, no va a poder quitarse de encima los sentimientos de frustración, rabia o tristeza.

El cáncer es un problema de salud que puede derivar en otros trastornos depresivos, por lo que el primer paso es asumir estos sentimientos negativos de una forma natural.

Compartir el problema con personas de confianza

Este problema requiere de fortaleza física y mental, por lo que esa ayuda extra que necesitamos para superar los momentos complicados del cáncer normalmente la otorgan los entornos cercanos.

Compartir el problema con los seres queridos lo hace todo mucho más llevadore y ayuda a que los demás entiendan el problema que nos atañe. Los pacientes que cuentan con un entorno social que brinda apoyo tienen más probabilidades de adaptarse mejor a la enfermedad.

No obstante, la decisión de contarlo siempre debe ser del paciente y de nadie más.

La importancia de descansar correctamente

Dormir es una de las actividades más importantes para superar cualquier enfermedad. En el cáncer, el descanso se hace mucho más importante y es fundamental que sepamos combatir el insomnio para estar frescos y descansados.

Esta enfermedad provoca muchas preocupaciones y pensamientos negativos que son acérrimos enemigos de un descanso prolongado, por lo que dar vueltas en la cama debe estar prohibido.

Si no puedes descansar ni dormir correctamente, levántate y realiza alguna actividad de baja intensidad para olvidarte de todo y esquivar ese estado de nervios y preocupación.

In this article