5 Alimentos para mejorar tu concentración

Tanto los trabajadores como los estudiantes necesitan estar concentrados en sus tareas. El trabajo se basa cada vez mas en la productividad, por lo que estar concentrado supone un aumento de la productividad y, al mismo tiempo, más tiempo para el ocio al finalizar nuestras tareas.

Durante los últimos años hemos visto y leído como muchos alimentos se han catalogado como los mejores para aumentar la concentración. No obstante, muchos de ellos no cuentan con el aval científico y están basados en meras suposiciones.

En el artículo de hoy os vamos a mostrar varios alimentos que ayudan a mantener la concentración y que han demostrado durante años ser la forma más saludable de mantener la concentración.

Pescado azul y pescado en conserva

El pescado es uno de los alimentos más saludables que podemos comprar y, si encima hablamos de pescado en conserva, mucho más. Los ácidos grasos de pescados como el salmón o el atún cuentan con omega 3 que ayudan a mejorar la concentración.

El omega 3 es básico para una dieta saludable y nos ayuda a prevenir enfermedades como la pérdida de memoria o el alzheimer.

Plátanos

La fruta en general es una gran aliada de una dieta saludable, aunque en concreto los plátanos ayudan a potenciar la concentración. El alto contenido de potasio y vitamina C hacen del plátano el complemento ideal para llevar al trabajo o a la biblioteca, ya que es un alimento muy completo y fácil de transportar.

Podemos tomarlo solo o combinarlo con otros alimentos con avena o bizcochos saludables, ya que encaja con casi cualquier comida con cereales.

Cereales integrales

Los cereales integrales son ideales para desayunar porque nos proporcionan energía con un índice glucémico muy bajo, lo que ayuda a mantener la mente despierta.

Son hidratos de carbono de absorción lenta, lo que implica que se vayan asimilando poco a poco y sean muy saciantes a pesar de no tener demasiadas calorías.

Las comidas copiosas son enemigas de la concentración y la productividad, por lo que debemos elegir alimentos de bajo contenido graso para evitar que nuestro organismo tarde demasiado en digerir.

Nueces

Las nueces son frutos secos muy ricos en omega 3, al igual que el pescado azul antes mencionado. La ingesta de nueces, a pesar de su alto contenido graso, es muy recomendable porque son antioxidantes y mejoran la retención, la memoria y nos ayudan a estar más concentrados en nuestra tarea de estudio o trabajo.

Verduras

Las verduras son quizá el alimento más saludable que podemos ingerir. En concreto, las verduras de hoja verde como el brócoli son ideales para nuestra dieta porque contienen múltiples vitaminas y potencian la capacidad de retención.

Recuerda que la mejor forma de ingerir brócoli es al vapor, ya que de esta forma no pierde las propiedades como cuando lo hervimos.

In this article