Coaching, algo más que acompañamiento

Coaching, algo más que acompañamiento

El Coaching es una actividad profesional mediante la cual se busca potenciar o desarrollar determinadas facetas de un individuo para que alcance unos objetivos previamente fijados. El funcionamiento se basa en la comunicación fluida entre coach y coachee, ya que el primero tiene que saber entregar las preguntas adecuadas para acompañar al segundo. Este proceso puede servir para mejorar a nivel personal y mejorar en diferentes aspectos de tu día a día.

Prosperar poco a poco

El Coaching es un proceso mucho más rápido que cualquier otra opción similar del mercado. A veces, esas otras opciones, como las terapias o el psicoanálisis, pueden ser un camino largo que incluso no nos acabe conduciendo a nuestras aspiraciones vitales.

Hay una gran multitud de nichos para el Coaching, como el deportivo, el familiar, el empresarial, el educativo o un largo etcétera. Y en todos, es imprescindible la empatía, la interrelación y la confianza entre coach y coachee, pero también es importante destacar que el coach no es quien se compromete a diseñar ningún plan de acción pues no se trata de ningún proceso en el que el coach acabe involucrando.

En este sentido, el Coaching es un método muy interesante y provechoso para nuestro futuro. Aquí queremos destacar el Coaching Estructural, una tipología especialmente destinada para cumplir con el máximo rigor de la esencia y que ofrece también un enfoque integral. Para ello tiene en consideración la parte compatible de la psicología, de la filosofía y de la ciencia, con el fin de garantizar que nuestra experiencia con el Coaching sea completa y ortodoxa. Como indicamos, este modelo de Coaching consiste en la visión menos intrusiva y más respetuosa con la persona, y con éste iremos acompañando al coachee en las distintas sesiones que constituya su Proceso de Coaching.

El Coaching y sus ventajas

Hace unos años, algunas personas todavía menospreciaban la psicología al considerar que era una actividad que podía realizar cualquier individuo, pero el tiempo acabó por demostrar que no era así y lo mismo ha sucedido con el Coaching. No se trata meramente de escuchar y realizar preguntas, sino de lograr que el coachee se sienta mejor consigo mismo. Las consecuencias de un Coaching inapropiado o mal ejercido pueden ser nefastas: no se trata de objetos inanimados, sino de la vida de las personas. No obstante, hay que recordar que el Coaching tiene una frontera muy clara con la psicología en cuanto a que no pretende “curar”, sino potenciar quién ya eres.

El Coaching nos reportará multitud de beneficios, entre los que podemos destacar una mejor autopercepción de nosotros mismos, una mayor autoestima, mayor capacidad para afrontar nuestros problemas del día a día, el desarrollo de un pensamiento crítico, la empatía y, en general, una mejor actitud para afrontar la vida con mayor positividad.

Una actividad cada vez más demandada

Con el paso de los años, el Coaching ha pasado a ser una actividad considerablemente demandada, es un método versátil aplicable a casi todas las áreas de la vida y que nos sirve para tenernos en cuenta y estar mejor con nosotros mismos. Cada persona es un mundo y por eso los coachees realizan planes y seguimientos individualizados. En distintas ciudades a nivel nacional, encontramos especialistas en esta disciplina, que tan importante puede ser para nuestro futuro; por ejemplo, el Coaching en Barcelona está bastante arraigado y puedes empezar a mejorar tu vida desde ya con este modelo.

Como conclusión, te recomendamos plantearte el Coaching Estructural como modelo para superarte personalmente en muchos aspectos de tu vida. De este modo lograrás ser la persona que quieres ser, con la vida que elegirías vivir y crear el mundo donde te gustaría vivir.

Rate this post
In this article