Beneficios de ir al psicólogo

Si algo bueno ha tenido la pandemia, ha sido darnos cuenta como sociedad de que hablar con profesionales de la salud mental no tiene nada de malo. Al revés, ir al psicólogo es una actividad que reporta numerosos beneficios para los pacientes.

Durante años, la psicología se ha mantenido en un segundo plano y se ha considerado como un tema tabú para muchos. La mala prensa y su relación con trastornos mentales graves hacía que esta profesión no se viera muy útil para problemas comunes.

Sin embargo, con el paso de los años se ha demostrado lo saludable que es acudir a terapia de manera frecuente. Las terapias de psicología se enfocan a diferentes problemas y, mediante una metodología propia, el psicólogo lleva a cabo técnicas que ayudan a superar los problemas que sus pacientes plantean.

En este artículo vamos a mostraros algunos de los beneficios o ventajas más importantes de acudir a terapia con el psicólogo. Vamos con ello.

Mejora tu estado emocional

La gran mayoría de personas que acuden a terapia lo hacen porque cuentan con problemas emocionales. El estado emocional afecta a todas las facetas de tu vida, por lo que es importante en nuestro día a día.

Si estamos desganados, deprimidos o hemos pasado situaciones estresantes es normal que nuestro estado emocional no sea el más adecuado. Ir a terapia nos ayudará a mejorar nuestro estado emocional contándoselo a un profesional que nos proporcionará su punto de vista para solventar el problema.

Cómo indican desde PsyBilbo (Centro de psicólogos en Bilbao), el simple hecho de compartir una conversación sobre uno mismo en un espacio de seguridad hace que nuestro estado emocional cambie y, normalmente, suele mejorar.

Herramientas para superar problemas

Muchas veces pensamos que podemos solucionar los problemas por nuestra cuenta. Pero, ¿por qué esperar más tiempo y no solicitar ayuda? Si se nos rompe un brazo, nuestra primera reacción es ir al médico para que evalúe nuestra fractura.

Eso debería ser al sufrir momentos emocionales complicados provenientes de problemas en el trabajo, la familia, las relaciones de pareja, etc.

Un psicólogo o psicóloga nos proporciona herramientas y recursos para mejorar nuestro estado de ánimo y afrontar problemas.

Aprendes más sobre ti mismo

Contar nuestros pensamientos y sentimientos a un psicólogo o psicóloga hará que mejoremos nuestro estado emocional y, al mismo tiempo, aprenderemos más sobre nosotros mismos.

Hablar sobre cosas que no solemos compartir nos ofrece un punto de vista diferente en nuestro interior, porque hace que conectemos más y afloren pensamientos que antes no teníamos en nuestra cabeza.

En los comienzos de terapia, los pacientes suelen estar nerviosos y poco receptivos. Pero la realidad es que con el tiempo es más normal derivar en pensamientos más profundos y compartir experiencias más complejas que nos hacen mejorar nuestro conocimiento sobre nosotros.

Afrontar una situación compleja

El simple hecho de compartir una situación puntual en un círculo de seguridad puede hacer que nuestra forma de afrontar el problema sea mucho más eficiente. Muchas veces necesitamos un punto de vista neutral y exterior para contar lo que pasa por nuestra cabeza, sobre todo si estamos viviendo una situación de estrés emocional alto como una pérdida de familiar, ruptura de pareja, etc.

In this article