Autoconciencia y personalidad

Autoconciencia y personalidad

El desarrollo de una personalidad sana y fuerte está basado en muchísimos factores que nos pueden afectar desde nuestra infancia a nuestro período más adulto. Una persona está expuesta a muchas situaciones físicas y emocionales que hacen que se forje una personalidad sana o, por el contrario, una personalidad débil y frágil.

Uno de los factores más importantes para el desarrollo de una personalidad sana y fuerte es la autoconciencia. La autoconciencia es la capacidad del ser humano de tomar conciencia de sus virtudes, defectos, motivaciones o actitudes. Es decir, la autoconciencia se basa en tomar conciencia de uno mismo y aprender a conocernos a fondo desde un punto de vista externo.

¿Cuál es la imagen que tenemos de uno mismo?

La autoconciencia no es una habilidad que se tiene o no se tiene, sino que cada persona llega a un nivel de autoconciencia. Imagina al ese amigo que tienes que no sabes porque está realizando una oposición si sabemos que no es una persona constante o aquella persona que se empeña en estudiar una carrera que no encaja con sus habilidades.

La autoconciencia es conocerse a uno mismo desde muchos puntos de vista y es muy importante conocernos para tomar buenas decisiones y saber de qué somos capaces y qué es lo que más nos cuesta.

Cómo podemos desarrollar la autoconciencia

La autoconciencia no es algo fijo, sino una habilidad que podemos desarrollar. A continuación os explicaremos cómo desarrollar la autoconciencia y aumentar nuestro conocimiento de uno mismo.

Relájate y piensa

Tener tiempo para pensar es muy sano para uno mismo, sobre todo si tenemos la oportunidad de relajarnos y meditar acerca de nuestras emociones o lo que sentimos a diario. Tómate un tiempo cada día para pararte a pensar y hacer un análisis de tu vida para aprender sobre ti y corregir algunos errores.

Piensa en qué te molesta

Seguro que hay muchas cosas que te molestan, como a todos. Ahora bien, saber por qué te molesta te hará conocerte más en profundidad y saber si tienes algún problema con una persona o situación en concreto.

Pide opiniones

Para mejorar nuestra autoconciencia necesitamos conocer otros puntos de vista. Para ello, solicitar opiniones sobre alguna situación o punto determinante de nuestra conducta puede ayudar. No olvides pedir opinión a personas que te aprecien y que puedan darte un punto de vista objetivo sobre ti.

Muchas personas tienen una imagen de si mismos muy diferentes a la realidad. Hay personas que, por su visión, tienen una imagen de si mismos alejadas de la realidad en el mal sentido. Tienen una baja autoestima y no desarrollan su autoconciencia de manera adecuada.

Otras personas, por el contrario, tienen una autoconciencia desarrollada que les permite conocer detalles de uno mismo y en este punto podemos comprender la importancia de la personalidad sana.

In this article