Aportaciones de la psicología a la sociedad moderna

Aportaciones de la psicología a la sociedad moderna

La psicología se entiende como la ciencia social que nos ayuda a comprender los distintos comportamientos humanos, así como su interacción con el mundo exterior. Cada persona aporta a la sociedad un perfil psicológico diferente y exclusivo que lleva consigo un cúmulo de experiencias vividas que hacen que la forma de pensar y actuar de cada uno de nosotros nos diferencie e identifique.

Es en esta área de la psicología donde se recogen los traumas, nuestros miedos, las fobias… La psicología nos ayuda a entender las diferentes culturas y las distintas formas de entender la vida.

En la capital de España, con un ritmo de vida tan acelerado y estresante, un psicólogo en madrid  será más a menudo de lo que creemos una posible ayuda para afrontar los problemas diarios con las terapias en Madrid necesarias para poner nuestros pensamientos en orden y a entender mejor cómo actuamos y cómo somos en función al mundo que nos rodea y nuestras vivencias.

Confía en los psicólogos Madrid si vives en la capital y sientes que el mundo en demasiadas ocasiones te supera. No tienes que esperar a encontrarte en situaciones desesperadas ni extremas, cuanto antes busques remedio, antes llegará la solución a través del entendimiento de lo que te sucede y te bloquea impidiéndote un desarrollo normal como persona y el acceso a una buena calidad de vida.

¿Qué papel juega la psicología en el análisis de las sociedades contemporáneas?

La psicología es esencial para el estudio y análisis de las sociedades modernas. Gracias a esta importante disciplina se pueden tratar muchos problemas actuales. Es muy importante estudiar a cada paciente en base al contexto en el que vive basándose en las propias contradicciones existentes en la misma sociedad a la que cada cual tiene que adaptarse.

Los seres humanos necesitamos relacionarnos y comunicarnos, tal es así que en el caso de pacientes que se encuentran aislados, con frecuencia se inventan personajes imaginarios para sentirse acompañados.

La psicología es esa ciencia que ayuda de manera muy eficaz a los individuos a encontrarse en equilibrio consigo mismo y con el entorno, dentro del mundo en que vivimos influyendoles de manera positiva, enfrentando el estrés, los miedos, la baja autoestima, la soledad… desencadenantes que pueden desembocar en ansiedad y depresión e incluso en pensamientos suicidas o desencadenar algún tipo de violencia, sobre todo la de pareja o la familiar.

Para estos casos lo mejor será buscar la orientación de profesionales como los psicólogos Ávila, donde encontraremos a Sara García Martín, un auténtico referente de la psicoterapia aplicada dentro de la corriente Cognitivo-Conductual. Por lo tanto, si necesitas un psicólogo en Ávila, deja de buscar, pues su amplia trayectoria y la satisfacción de sus muchos clientes son su mejor aval.

Qué diferencia hay entre un psicólogo y un psiquiatra

La psicología y la psiquiatría son dos disciplinas diferenciadas dentro de la salud mental y que en demasiadas ocasiones se confunden o no se conocen bien cuáles son sus límites. La diferencia entre psicologo y psiquiatra es para empezar que tiene distinta formación. Un psiquiatra es un profesional que estudia Medicina y se especializa dentro de la rama de las enfermedades mentales. Un psicólogo clínico, en cambio, estudia la carrera de Psicología y se especializa en salud mental.

En esencia, son disciplinas muy diferentes, la carrera de Psicología frente a la de Medicina, por lo que su trabajo y labor social son bien distintas, aunque puedan coincidir en determinados aspectos.

Un psiquiatra es el encargado de diagnosticar y tratar las enfermedades mentales y las aborda desde el plano fisiológico, con medicación u otro tipo de intervención médica

El psicólogo especializado en clínica evalúa y trata problemas de tipo psicológico, encargándose de valorar y tratar tanto las enfermedades como los desórdenes mentales. Para conseguirlo, los aborda desde el plano de la rehabilitación psicológica, tratando de modificar funcionamientos cerebrales que resulten disfuncionales.

En psicólogo emplea estrategias para dotar al paciente en el manejo y ajuste de sus emociones, sus conductas y sus pensamientos, Trabaja con el paciente para realizar un análisis psicológico que lo lleve por el camino del autoconocimiento para que pueda aumentar su autocontrol, equilibrio personal y su autoestima.

El psicólogo, con distintas técnicas y ejercicios, rehabilita conductas y pensamientos, pero también analiza el entorno emocional y social del paciente tratando de ayudarle a eliminar o paliar las variables ambientales controlables que favorecen o mantienen la patología, así como a enfrentarse y manejar aquellas situaciones que no dependen de él.

Un psicólogo abarca prácticamente todas las áreas de la vida cotidiana y cada uno de ellos suele estar especializado en distintos campos, como las terapias familiares, las relaciones de pareja, el fracaso escolar o incluso la psicología aplicada al deporte.

La psicología en el deporte en la sociedad actual

El deporte a cada día que pasa adquiere más importancia tanto a nivel profesional como en el desarrollo personal de los ciudadanos, pero ¿sabes cómo influye la psicología en el ejercicio físico?

La psicología del deporte es una rama de la psicología que tiene como objetivo estudiar la influencia del componente psicológico en el rendimiento deportivo. Para ello, los profesionales trabajan principalmente el grado de motivación para conseguir un mejor rendimiento del deportista.

Los beneficios psicológicos de la actividad física hacen que los deportistas conozcan mejor sus características, tanto psicológicas como fisiológicas. Esta ciencia estudia la forma en que la práctica del ejercicio afecta al proceso psicológico y potencian los beneficios del deporte y la psicología en la práctica.

Las tareas de los psicólogos deportivos trabajan la motivación, una de las principales claves del éxito, pero también los procesos cognitivos, como la concentración, la atención o la memoria. Del mismo modo, resulta esencial que se trabaje con los deportistas la regulación emocional, pues trabajar la correcta gestión de las emociones beneficiará en su rendimiento, mejorando al mismo tiempo su autoestima. 

No podemos olvidar que deporte y autoestima van de la mano y la confianza en uno mismo influirá en la forma en que se enfrentan a la práctica de su disciplina deportiva. Otro de los trabajos de los psicólogos deportivos está relacionado con las expectativas, para que estas sean lo más realistas posible a la vez que motivadoras.

Otros aspectos a tener en cuenta será la gestión del tiempo, los recursos personales, trabajando las fortalezas y las debilidades del atleta, los análisis de resultados, cómo gestionar las derrotas y las victorias, y, en último lugar, la resolución de conflictos, pues como en cualquier otra terapia se estudiarán las dificultades personales que pueda atravesar el deportista por las cuales se ve impedido de alcanzar los éxitos propuestos.

Rate this post
In this article