Preparación para el parto: aspectos a tener en cuenta

Convertirse en madre representa uno de los hitos para toda mujer. Es un desafío que debe ser asumido con amor, pero también con mucha responsabilidad. Al conocer la noticia del embarazo, muchas mujeres dudan sobre si están preparadas o no para traer un nuevo ser al mundo.

Temas como la lactancia, el control del llanto, el cuidado médico del bebé y el control prenatal son solo algunas de las dudas que suelen abordar a la futura madre. La sugerencia es comenzar con las consultas médicas para efectuar las primeras ecografías y exámenes de sangre a la paciente.

El ginecólogo seleccionado estará capacitado para informar a la futura madre sobre los cursos de preparación al parto, también llamados cursos de educación maternal.

El personal que dicta las charlas puede facilitar información referente al desarrollo del embarazo, al parto, así como los mejores consejos para la crianza del recién nacido, la técnica correcta para dar el pecho, y sobre cómo bañar y vestir al bebé.

Fisioterapia especializada

Los especialistas en salud también recomiendan realizar fisioterapia durante el embarazo y después del parto. Este tipo de tratamiento permite que el nacimiento y la recuperación sean rápidos y sencillos. 

El objetivo de la fisioterapia es permitir a la paciente retomar sin dificultades sus actividades diarias y su vida sexual, con lo que se facilita una recuperación mucho más completa.

Respecto a este punto, los especialistas de la clínica de fisioterapias Fisia, un centro de atención dedicado a ofrecer este tipo de tratamiento, explican a través de su página web clinicafisia.com que la maternidad es uno de los momentos más especiales para la mujer.

La fisioterapia para la preparación del parto y recuperación del embarazo debe ser realizada por una fisioterapeuta especializada, la cual puede incluir la llamada fisioterapia del suelo pélvico.

Esta fisioterapia aún es muy desconocida. Normalmente se asocia a la preparación para el parto. No obstante, las terapias tratan y dan solución a varias patologías de la zona pélvica, como la incontinencia urinaria, alteraciones del ritmo intestinal (estreñimiento), prolapso de los órganos pélvicos y las alteraciones musculares que pueden afectar la vida sexual”, destacan los expertos a través del portal.

Llega la hora de dar a luz

Afrontar el nacimiento del bebé debe ser asumido con serenidad. En esta etapa cumbre, lo ideal sería que la pareja de la futura madre la acompañara en todo momento, junto con algunos familiares cercanos que ofrecieran su apoyo.

Es importante que la paciente conozca todo lo relacionado con las contracciones y la expulsión del bebé. La idea es que, cuando se presenten los primeros dolores, la mujer sepa cómo reaccionar.

El curso de educación maternal también puede resultar muy útil para controlar los nervios, pues estos se deben dominar a la hora de dar a luz. Durante las clases también hay que tener en cuenta las técnicas de relajación y de respiración.

Al llegar al hospital es preciso considerar varios aspectos. Cada parto es distinto, por lo que no se debe generalizar. Lo mismo ocurre con los centros de salud, que tienen diferentes formas de tratar a los pacientes.

Una de las primeras tareas será rellenar un formulario para el ingreso. Después, la paciente deberá vestirse con una bata y ser examinada por el equipo médico de guardia, para conocer el nivel de dilatación del cuello uterino.

Para medir la frecuencia de las contracciones y controlar los latidos del corazón del bebé, la futura madre será conectada a un monitor fetal.

Aspecto psicológico

La salud emocional de la paciente es un aspecto que debe mantenerse bajo control antes del parto y después del nacimiento del bebé, pues este representa un suceso mayúsculo en la vida de cualquier mujer.

Se trata de experiencias y vivencias altamente significativas que implican aprendizaje y una adaptación constante. Cada mujer puede sentir de forma diferente a otra.

Destacan la aceptación o no del embarazo, el acompañamiento familiar, la historia personal de cada mujer y las experiencias previas.

Para abordar este tema, los expertos del portal enmadridpsicologos.com, una página web dedicada a la atención psicológica de adultos, niños, adolescentes, padres y parejas, señalan que las preocupaciones tienen la característica de una falsa sensación de control.

Puede parecer que por pensar una y otra vez en la situación estamos haciendo algo, pero preocuparse no soluciona el problema, ocuparse sí. Cada persona debe ocuparse del presente”, explica Ana Leon, psicóloga infantil y especialista en psicología de parejas.

La depresión postparto es una de las consultas más solicitadas al psicólogo o psicóloga. Es decir, muchas mujeres sienten tristeza o melancolía después de haber dado a luz. Los cambios en los estados de ánimo están a la orden del día. La mujer puede sentirse ansiosa, sufrir crisis de llanto, pérdida de apetito o dificultad para dormir.

Los especialistas de MindIC, una clínica en Elche dedicada a la psicología y a la salud, comentan desde su portal mindicsalud.com que los episodios depresivos deben ser tratados con terapia por profesionales, por ejemplo una psicóloga que atienda la crisis lo antes posible.

Actividades recreativas

Tras el parto y las debidas atenciones a la madre y al bebé, muchas mujeres buscan algún tipo de actividad recreativa para acompañar el proceso de recuperación. Algunas deciden realizar ejercicios de bajo impacto, salir a caminar o, simplemente, realizar yoga.

Una de las preocupaciones es perder el peso ganado durante el embarazo, por lo que los ejercicios cardiovasculares son una alternativa. Otras son más osadas y prefieren practicar deportes que impliquen un mayor esfuerzo físico, lo que deberá autorizar el médico especialista.

Existe una disciplina conocida como Muay Thai, una clase de arte marcial milenario de Tailandia que sigue ganando adeptos. Este deporte de contacto es ideal para perder peso, por lo que si quieres practicarlo en Barcelona puedes encontrar más información aquí: Muay Thai Barcelona.

Las atenciones a la mujer embarazada deben realizarse según las directrices del especialista de salud. Ante cualquier duda se debe buscar atención médica.

Preparación para el parto: aspectos a tener en cuenta
Rate this post
In this article