Ser más asertivos nos da ventaja en la vida

Seguro que todos, en algún momento de nuestras vidas, hemos oído hablar de la importancia de ser asertivos día a día en nuestras relaciones con los demás. Y es que ser asertivos no solo nos beneficia a la hora de relacionarnos, sino que también tiene un impacto directo en nuestro bienestar psicológico y el de quienes nos rodean.

Por ello, es importante conocer qué es la asertividad y ser conscientes de ponerla en práctica, con lo que lograremos las ventajas que puede aportar a nuestra calidad de vida.

¿Qué es la asertividad?

El término asertividad se refiere a un estilo comunicativo saludable a la hora de relacionarse, es decir, a un modo de transmitir la información de manera respetuosa e igualitaria, tanto para la persona emisora como para el receptor.

Es habitual que, a la hora de comunicarnos con el resto de personas, podamos encontrar conflictos y dificultades que no entran dentro de un modelo enriquecedor y beneficioso para ambas partes. Existen dos estilos comunicativos perjudiciales, extremos y opuestos entre sí, los cuales se encuentran alejados del asertividad y son los siguientes:

  • El estilo pasivo: por el que la persona ignora sus propias necesidades y deseos, quedando por debajo de los demás y cediendo ante sus exigencias.
  • El estilo agresivo: en el que el individuo impone su voluntad sobre los demás y no tiene en cuenta las necesidades del resto.

La asertividad, por lo tanto, consiste en un término medio en el que se busca una relación justa y con igualdad. Consiste en respetarse a uno mismo y respetar a los demás: sus límites y los tuyos propios.

En una relación asertiva ambas personas deben aportar y recibir a la vez, no cediendo o exigiendo en contextos en los que no es una situación recíproca y alguno pueda aprovecharse del otro.

¿Cómo podemos ser más asertivos?

Cristina Rius Verdúguez, que ejerce como especialista y psicóloga en Valencia, nos explica que la asertividad es una habilidad que se aprende. Por lo tanto, se trata de una cualidad que se puede ir trabajando para mejorarla y beneficiarse así de todos los aspectos positivos que aporta.

Los profesionales pueden brindar una ayuda indispensable a la hora entrenar esta habilidad social y lograr así éxito y mejores relaciones con la familia, el trabajo, amigos o pareja.

Algunos aspectos a tener en cuenta a la hora de ser asertivos son los siguientes:

  • Tienes derecho a expresar tu opinión.
  • Puedes cambiar de idea si lo deseas.
  • A veces mereces ser el primero.
  • Puedes cometer errores, nadie es perfecto.
  • Si recibes un trato injusto, es lícito que te quejes.
  • Puedes pedir ayuda.
  • Puedes decir “no” sin sentirte culpable.

Beneficios de una comunicación asertiva

La asertividad no solo aporta beneficios en el ámbito de las relaciones sociales o personales, sino que también va ligada a una autoestima alta y a una reducción del estrés y el sufrimiento emocional. Es importante fomentar la asertividad porque en nuestra vida cotidiana tiene multitud de aplicaciones.

Una de las ventajas más notables de la asertividad es que mejora la comunicación y, por lo tanto, la resolución de conflictos, lo cual nos ayudará en todo tipo de ámbitos: laboral, sentimental, familiar…

Por otra parte, una buena asertividad puede beneficiar a personas que padecen de ansiedad, ya que permite adoptar una actitud positiva tanto con uno mismo como con el resto de personas.

Además, tener habilidades asertivas permite un mejor control emocional, canalizando emociones como la ira o el miedo de manera sana, y reduciendo sus impactos negativos en nuestras vidas.

In this article