Aumenta la terapia online en plena pandemia

Hay pocos países que no hayan sufrido o estén sufriendo la pandemia del coronavirus, algo bastante duro de vivir para la mayoría de trabajos.

Esta pandemia está provocando daños psicológicos graves en muchas personas, que pasan más tiempo en casa de lo que deberían.

El ser humano es un ser social, que busca salir y disfrutar de su ocio en el exterior sobre todo cuando hace buen tiempo. Sin embargo, vemos a muchas personas que tienen miedo o respeto por el virus y sus consecuencias, lo que perturba gravemente su estado emocional.

Por ello, muchas clínicas psicológicas han detectado un aumento considerable de la demanda de terapias, sobre todo de terapias online. Las terapias online son sesiones mediante videoconferencia que evitan a los pacientes el desplazamiento, frenando así la posibilidad de contagiarnos al no movernos de casa.

Terapias online

¿Qué necesitamos para llevar a cabo una sesión o terapia online? Simplemente necesitamos un dispositivo conectado a Internet, a poder ser con webcam para poder transmitir nuestras preocupaciones también mediante vídeo.

Las sesiones suelen hacerse mediante herramientas tipo Skype o Zoom, las cuales permiten multiples funcionalidades para la sesión sea lo más eficiente posible incluso con varias personas a la vez.

Las parejas son quizá los grupos familiares que peor llevan el confinamiento y, la demanda de terapia de pareja en formato online es cada vez mayor. Las parejas que pasan demasiado tiempo juntas y no están acostumbradas a ello, pueden caer en rutinas o malos hábitos que afecten a la relación.

Es habitual ver o escuchar noticias de cómo esta pandemia tiene consecuencias emocionales que incluso pueden superar a los daños físicos como por ejemplo malestar, insomnio, fatiga, estados de ansiedad, estrés, cambios de humor, etc.

No todo el mundo está acostumbrado a trabajar desde casa y hay muchas personas que han perdido su trabajo, por lo que las consecuencias indirectas son aún mayores.

Las terapias de pareja online tratan de enseñar a los pacientes una manera de ver el confinamiento y el tiempo casa más positiva, evitando los malos hábitos y los reproches. Es importante que las parejas sepan que esta situación temporal puede alargarse durante varios meses más, por lo que es importante establecer rutinas en pareja y también rutinas personales.

Hacer ejercicio, leer o retomar viejos hobbies son solo algunas formas que tenemos de mejorar nuestra situación cuando estamos en casa evitando contagios, así que las terapias de pareja deben conducir a este tipo de situaciones.

Hacer cosas en pareja es fundamental para que la relación siga adelante, así que debéis establecer rutinas en pareja y buscar actividades que ambos cónyuges disfruten para fortalecer la relación.

In this article