¿Qué cambios psicológicos experimenta la mujer en el embarazo?

¿Qué cambios psicológicos experimenta la mujer en el embarazo?

Durante el periodo de nueve meses que transcurre en el embarazo son muchos los cambios físicos y psíquicos que atraviesa la futura madre. Aparte del aumento de peso, de las náuseas o de las molestias físicas pueden ocasionarse episodios de ansiedad, irritabilidad, cambios de humor, sensación de soledad, miedo, extra sensibilidad y muchos otros cambios emocionales. Para entenderlo mejor, lee más en Elembarazo.net, aunque a continuación comentaremos brevemente cuáles son los cambios psicológicos típicos que pueden aparecer durante el periodo de gestación.

Cambios emocionales y psicológicos en el embarazo

 Cada embarazo es diferente, pero sí es cierto que existen ciertos cambios que pueden experimentar un buen número de mujeres durante este periodo de nueve meses en el que las hormonas están «descontroladas».

La tristeza durante ciertos momentos del embarazo es uno de los cambios más comunes y viene causada por la intensificación de emociones que se experimentan durante la gestación. Así, cualquier problema personal te va a afectar mucho más que en un estado normal. Los propios malestares físicos y molestias derivados del embarazo también pueden influir en ese estado de tristeza temporal que aparece y desaparece en función del día. 

A esa sensación de tristeza, que puede llegar a perjudicar al feto, hay que sumarle otros cambios de humor que pueden aparecer en forma de irritabilidad, llantos, hipersensibilidad, ansiedad o miedo.

Irritabilidad

 ¿Estás de mal humor e incluso hablas mal a tus amigos y familiares? Es totalmente normal, es otro de los síntomas comunes del embarazo cuando hablamos de estados de ánimo y emociones.

El estrés y el nerviosismo que te producen las visitas al médico, los cambios que se están produciendo en tu cuerpo, el hecho de no poder hacer ciertas cosas por ti misma (sobre todo al final del periodo de gestación) o no poder comer ciertos alimentos son cosas que te saturan. Incluso el cansancio puede ser un desencadenante de episodios de irritabilidad en el embarazo.

Lo mejor para sobrellevar estos periodos en los que tú misma te encuentras más irritable es encontrar el origen del problema. Si sabes lo que te está produciendo estrés e intentas mantenerte más positiva y descansar más seguro que lo consigues. Piensa que estos estados no favorecen a tu bebé y que debes intentar mantener la calma. Pronto todo habrá pasado y tendrás a tu hijo entre los brazos y solo pensar eso ya te la mayor de las energías.

Sensibilidad aumentada

 ¿Lloras sin motivos aparentes y te molesta cualquier cosa que te dicen amigos y familiares? No te preocupes, es lo más normal, sobre todo los primeros meses de embarazo en los que todavía no te has acostumbrado a esos cambios hormonales típicos del embarazo. En el tercer trimestre vuelven a aparecer esas ganas de llorar, pero es como todo: se puede controlar.

Tómatelo con calma, intenta mantenerte distraida y apóyate en tu pareja.  

Puedes leer más acerca de la sensibilidad y los cambios de ánimo en el embarazo en este artículo.

Ansiedad en el embarazo

¿Sabes cuáles son tus niveles de ansiedad? Para saberlo, haz click aquí y utiliza la calculadora de ansiedad de Calcuworld.

 Las ecografías y diferentes controles médicos durante el embarazo generan ansiedad, pero también lo hace el hecho de no poder practicar las actividades deportivas que antes practicabas o no poder comer ciertos alimentos. Es más, solo el simple hecho de pensar en el momento del parto o en cómo cambiará tu vida una vez que tu hijo nazca ya produce cierta sensación de miedo y ansiedad que continúan durante los primeros meses de vida de tu pequeño.

También es muy común padecer ansiedad ante la aparición de ciertos síntomas del embarazo, como las náuseas, el cansancio o el hambre.

Intenta poner música relajante y tener tus pequeños momentos de paz y meditación. Actividades como el Yoga o el Pilates pueden ser tus grandes aliadas, tal como comentábamos anteriormente.

El miedo al parto

Este tipo de emoción es completamente normal, sobre todo en las mujeres que lo van a experimentar por primera vez (aunque, en el resto de ocasiones, también es normal experimentarlo)

 En cualquier caso, todos estos cambios emocionales pueden sobrellevarse mejor hablando con amigos y familiares y expresando cómo te sientes. Incluso, para entretenerte y liberar endorfinas, puedes practicar algún tipo de actividad física, como Yoga o Pilares para embarazadas.

In this article