psicologia del consumidor proceso de compra

Psicología del consumidor: ¿Cómo compramos?

Cuando nos disponemos a comprar un producto fluyen muchas cosas en nuestra cabeza, múltiples procesos cerebrales se amontonan sobre una mente frágil y susceptible frente a numerosos estímulos que no podemos controlar.

Y es que el proceso de compra es un proceso complejo para la mente, influyen muchísimos factores que nos hacen tomar una decisión u otra: necesidad, fatiga o cansancio, situación emocional, etc. Además de estos procesos intrínsecos que afectan a nuestro sistema nervioso, gran parte de los procesos de compra son atribuibles a las características del propio producto y el ambiente dónde nos encontramos. Características como el precio, la oferta o descuento, tiempo restante, packaging, marca, forma, etc. Multitud de conceptos que los especialistas en marketing (y neuromarketing) trabajan para convertir su producto en el más apetecible, en la mejor opción para nuestras necesidades de ese momento.

A pesar de las grandes capacidades del ser humano para realizar cualquier tipo de tarea, en el proceso de compra suelen aflorar las debilidades para tomar decisiones.

Cuando nos enfrentamos a una elección con muchas opciones, nuestro cerebro sufre una parálisis que le complica afrontar el proceso de toma de decisión para la compra de un artículo.

Así es, cuanto más hay para elegir, más nos cuesta seleccionar el producto. Ante este proceso que las marcas bien conocen, utilizan diversas estrategias para simplificarlo.

El branding o imagen de marca es una de las estrategias más potentes que utilizan las grandes compañías. Frente a una nube de productos, compraremos aquel que más nos suene siempre que su precio se adapte a nuestro bolsillo. O no, podemos encapricharnos de un producto aunque su precio sea elevado y quizá no sea la mejor elección objetivamente hablando.

Ahí tenemos un claro ejemplo en los iPhone. Un maravilloso smartphone con un precio bastante alto que respalda una brillante marca como Apple, que cuida al máximo su imagen de marca.

Muchos poseedores de Iphone sabemos que no necesitamos un teléfono de esas características para nuestro uso, pero queremos ese, aunque su precio sea más elevado que otras opciones más recomendables.

Lo más recomendable para una marca es colocar pocos productos y trabajar su imagen. Volviendo al tema de Apple, cada dos años aproximadamente sacan dos modelos nuevos. Un nuevo iPhone y su versión Plus para los amantes de las pulgadas. No hay más. No sacan 5 o 6 productos nuevos, simplificando así el proceso de compra. Una estrategia que está siguiendo Google y Samsung con sus respectivos terminales.

Las grandes marcas conocen los beneficios de simplificar los procesos de compra al usuario.

Psicología del consumidor: ¿Cómo compramos?
5 (100%) 2 votes
In this article