depresion infantil

Depresión infantil – Síntomas y consejos

Hace años la comunidad psicológica afirmaba que la depresión infantil era un desorden que no existía, sin embargo, en la actualidad los psicólogos admiten la depresión infantil como trastorno después de las investigaciones en ese campo.

La dificultad del diagnóstico

La complejidad a la hora de detecta esta patología ha hecho que las investigaciones acerca de la depresión infantil sean difíciles y duraderas. Cuando un psicólogo se dispone a tratar a un niño de entre 2 y 5 años se encuentra con la dificultad de interpretar si el pequeño sufre otros sentimientos muy parecidos, como la tristeza o la pena.

Además, según la etapa de desarrollo en la que se encuentre un niño, éste no podrá comunicar sus sentimientos con palabras, lo que dificulta aún más el diagnóstico. Un niño más mayor sí podrá externalizar sus impresiones y dejar más claro que es lo que piensa o siente.

Cerca del 5% de los niños sufre depresión infantil en algún momento

Cómo saber si mi hijo está deprimido

Muchos padres se han preguntado en algún momento si su hijo tiene depresión, ya que los niños pasan por muchas etapas que marcan su desarrollo. Algunas de estas etapas pueden perfectamente mostrar sentimientos de apatía, nostalgia, desgana o tristeza.

Conocer bien a nuestro hijo podrá darnos pistas acerca de su comportamiento diario e interpretar bien los síntomas que sufre. Es importante no agobiarse ni extraer conclusiones antes de tiempo.

Síntomas de la depresión infantil

Los niños de 2 o 3 años manifiestan síntomas de depresión en la mayoría de las ocasiones cuando la persona que les cuida normalmente desaparece o se ausenta la mayor parte del tiempo.

Esto no significa que la nueva persona haga las cosas incorrectamente, sino que tienen un sentimiento de añoranza hacia la anterior.

El fracaso escolar o los problemas con los compañeros es una causa típica de depresión infantil en los niños de más de 3 años. Tanto padres como profesores deben estar atentos a los cambios de comportamiento dentro del colegio y tratar de interpretar las situaciones que pueden estar aconteciendo al niño.

  • Nuestro hijo llora con facilidad y parece estar triste la mayor parte de día
  • Se comunica poco con los compañeros o con los padres
  • Se irrita con demasiada facilidad ante situaciones cotidianas, expresando ira habitualmente
  • Parece estar cansado, con poca energía física
  • Pierde la concentración rápidamente y se aburre enseguida
  • Ha perdido el interés por sus actividades favoritas tanto en casa como en la guardería
  • Su descanso ha empeorado
  • Sus hábitos alimenticios no son normales, come poco o demasiado.

Superar la depresión es un proceso complejo, por ello debemos ser pacientes con nuestro niño o niña

Qué hacer si nuestro hijo tiene depresión infantil

A continuación os dejamos con algunos consejos sobre qué hacer si sospechamos que nuestro hijo sufre depresión infatil.

  • Estar seguros de que tiene depresión infantil, es decir, que un profesional diagnostique dicho trastorno
  • Estar atentos a sus comportamientos. Hablar con profesores y estar pendientes en casa a su evolución
  • Evitar el consuelo continuo por su estado, ya que esto podrá derivar en una depresión infantil más duradera.
  • Buscar actividades entretenidas para él que permitan ocupar su tiempo.
  • Hablar con él acerca de sus pensamientos y sentimientos.
In this article

Join the Conversation